Sin duda alguna, una de las cosas más preciadas en la gastronomía española es el Jamón Ibérico de Extremadura. Los años de trayectoria y las características únicas de la dehesa extremeña hacen que este jamón sea un manjar para cualquier paladar. Cabe destacar que éste es uno de los productos líderes en exportación del mundo. Esto se debe a que posee un sabor distintivo, que encanta a todo aquel que lo prueba. Alrededor de este preciado tesoro existen diferentes mitos y curiosidades que quizás desconoces. Hoy estaremos develando algunas de ellas.

Características del jamón ibérico de Extremadura

La pezuña negra es distintiva de la raza ibérica.

La pezuña negra es distintiva de la raza ibérica.

1. Es conocido también como Jamón de Pata negra

Esto se debe al color de las pezuñas del cerdo de raza ibérica. Sus distintivas patas con una terminación negra lo han hecho ganarse este sobrenombre. Así que donde veas una pata de jamón con una pezuña negra sabrás que estamos hablando de un cerdo ibérico.

2. Nunca debes comer el jamón frío

Si lo consumes frío no podrás disfrutar de su sabor a plenitud. Si tienes el jamón ibérico de Extremadura guardado en el refrigerador, trata de sacarlo por lo menos una hora antes de comerlo para que su temperatura se nivele con la del ambiente y puedas apreciar su gusto más firmemente.

3. Se recomienda comer el jamón unos minutos después de cortarlo

Para que la grasa del jamón se oxigene se debe comer hasta diez minutos luego de haberlo lonchado. Si lo dejas pasar de este tiempo se hace más salado y su sabor puede variar. Esta es una de las cosas que tienen en cuenta las marcas que se dedican a vender jamón lonchado. Es por ello que solemos ver que sus empaques son al vacío.

¿TE INTERESA?  Jamón ibérico bellota Extremadura, ¿qué lo caracteriza?

4. Al ver el precinto sabrás su calidad

La comunidad Europea ha hecho esfuerzos porque los jamones tengan una clasificación fácil de distinguir. Para ello han decidido colocar precintos a las patas de jamón.

  • Negro para los jamones de bellota 100% ibéricos.
  • Rojo para los jamones de bellota, pero de raza que no es 100% ibérica.
  • Verde para los jamones de cebo de campo ibéricos.
  • Blanco para los jamones de cebo ibéricos.
Es recomendable comer el jamón hasta 10 minutos después de cortarlo.

Es recomendable comer el jamón hasta 10 minutos después de cortarlo.

5. No debes taparlo directamente con un paño

Este es uno de los errores más comunes. Pero la verdad es que es recomendable dejar parte de la corteza para cubrirlo. Al hacer esto, estará en contacto con su grasa, evitando que se oxide. Aunque si se deja mucho tiempo puede saber un poco a rancio. También puede ser tapado con papel film y sobre éste si puedes colocar un paño para que no le entre luz.

6. Se emplean hasta doce cuchillos distintos para cortar el jamón

Hablando con  expertos ¿Sabías que estos utilizan hasta doce cuchillos para cortar el jamón?. Así es, ya que si utilizas el mismo uno para todo, las lonchas de seguro no te saldrán nada bien.

¿TE INTERESA?  Estuches y cestas con productos extremeños. Ideales para regalar en Navidad

Mitos que rodean el jamón ibérico

1. Los cerdos consumen solo bellotas

Los jamones ibéricos de Extremadura provienen de cerdos que son criados de forma mixta, en los meses previos a la montanera consumen piensos. Luego entre octubre y febrero, los dejan salir a pastar en búsqueda de hierbas, encinas y bellotas. En este periodo pueden consumir hasta diez kilos de bellotas al día y engordar hasta un kilo diario.

2. Todos los jamones ibéricos son de Bellota

Esto no es exactamente así. No todos los cerdos son alimentados con bellota. Solo un selecto grupo de estos animales pura raza ibérico son dejados en libertad en la dehesa para que durante la montanera se alimenten con bellotas, hierbas y encinas. El resto de los cerdos suelen ser criados con piensos.

Las lonchas de jamón deben ser consumidas a temperatura ambiente.

Las lonchas de jamón deben ser consumidas a temperatura ambiente.

3. El jamón de la hembra es mucho mejor

Resulta que los cerdos machos son castrados que para que las hormonas que producen no terminen influyendo en las fibras del jamón. Solo los cerdos que son considerados padrotes se conservan sin castrar para que puedan atender a las hembras que son dispuestas para la cría.

4. El mejor jamón proviene de la pata izquierda

Definitivamente la calidad del jamón no viene sujeta de la pierna que proviene. Lo que hace único el jamón ibérico de Extremadura es la forma en que la grasa se infiltra en la carne. Esto se logra con el ejercicio que hace el cerdo en los meses de la montanera. Durante este tiempo es dejado en libertad en la dehesa para que busque las hierbas, encinas y bellotas que necesita para alimentarse. Si tienes la oportunidad de ir a la dehesa, podrás verlos correr en libertad como si de perros guardianes se tratase. Esto es algo que caracteriza a los jamones de Extremadura.

5. Servirlo en un plato blanco para que conserve sus propiedades

La verdad  es solo por pura estética. Al colocar una loncha de jamón en un plato blanco, va a resaltar mucho más su color y puede verse más llamativo. Pero el color del plato no juega un papel importante en el sabor de la pieza de jamón.

Acabamos de conocer algunas de las curiosidades y mitos que rodean el jamón ibérico de Extremadura. Este es uno de los manjares que no deben faltar en un lote ibéricos. La dehesa de Extremadura tiene mucho que ofrecer y el jamón ibérico extremeño encabeza la lista.

Más en Regalos Gourmet Online | Jamón ibérico bellota Extremadura, ¿qué lo caracteriza?